martes, julio 25, 2017

OLVIDÉ





Olvidé la razón por la cual dejé de escribir unos años en
el blog, pero la he recordado, así que quizá tarde un día o un mes o un
año o nunca, pero lo dejo por un tiempo. Me alegro de conoceros a todos,
un placer que no sabré cómo pagar. Os leeré os aseguro.











Un abrazo

cuidaos

14 comentarios:

  1. Escucharemos las canciones.

    Nos encontraremos. A disfrutar.

    Abrazos.

    Ignacio

    ResponderEliminar
  2. Wine, aunque ahora estoy "cerrado por vacaciones", ante estas palabras tuyas quería estar aquí.

    Decidas lo que decidas, gracias por tanto y bueno que nos has brindado. El placer es mío.

    Suerte y cuídate, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Ufa! Otro más de los lectores importantes que se pira de la blogosfera. Y van...
    A esta altura, es como si perdiera gran parte de la red de sentimientos que he sabido conseguir, a base de tus líneas, tus percepciones.
    Es que, con tu retiro -momentáneo o eterno- me van quedando pocas voces a las que seguir.
    Me aúno a lo que expresa Paco: gracias por lo que nos has compartido. El placer siempre ha sido nuestro, de quienes te leemos.
    Espero que sólo sea una interrupción pasajera, como quien respeta las necesidades del otro a tomar cierta distancia, pero que ello no deriva en un alejamiento definitivo.
    Recibe mi más cálido abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los tres

    las cosas se tuercen y se tuercen...

    REcomponerlas es tiempo

    un abrazo
    cuidaos

    ResponderEliminar
  5. Recomponer = al-jabr


    No te salves
    M. Benedetti (uruguayo, 1920-2009)

    No te quedes inmóvil
    al borde del camino
    no congeles el júbilo
    no quieras con desgana
    no te salves ahora
    ni nunca
    no te salves
    no te llenes de calma
    no reserves del mundo
    sólo un rincón tranquilo
    no dejes caer los párpados
    pesados como juicios
    no te quedes sin labios
    no te duermas sin sueño
    no te pienses sin sangre
    no te juzgues sin tiempo

    pero si
    pese a todo
    no puedes evitarlo
    y congelas el júbilo
    y quieres con desgana
    y te salvas ahora
    y te llenas de calma
    y reservas del mundo
    sólo un rincón tranquilo
    y dejas caer los párpados
    pesados como juicios
    y te secas sin labios
    y te duermes sin sueño
    y te piensas sin sangre
    y te juzgas sin tiempo
    y te quedas inmóvil
    al borde del camino
    y te salvas
    entonces
    no te quedes conmigo.

    Selva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOla Selva

      Fumo cigarros todo el día
      los apago y enciendo otro con la colilla,
      no resuelven mis problemas
      pero quemo parte de mi vida
      yo solo
      sin ayuda de nadie.
      No necesito de mis amigos para que me olviden
      solo con ser yo mismo lo consigo
      en este candado de posibilidades de ser otro que soy.
      Y me sorprendo buscándome en todos los personajes que soy
      en todo los actores que componen mi vida
      perdidos en el montón que se acumula debajo de la piel,
      unos encima de otros, acumulados como en una cesto de ropa sucia
      que nadie limpia.
      bufones que interpretan al que yo pienso que estoy siendo
      en este momento.
      Tengo vidas inventadas para regalar
      y no soy ninguna
      y ando vigilando vidas que descubriré debajo de los párpados
      o debajo de las camas
      o debajo de las alfombras acumulando polvo,
      las busco desde que tengo 2 o 12 o 22 años,
      ya no recuerdo,
      soy tantas cosas que no volveré a ser yo mismo
      hasta que descubra mi yo original
      debajo de mi piel que va perdiendo el maquillaje.

      WIneruda

      PDt, Terminé mi reseña de "el tunel" te prometo, como lo hice, nunca rompo mis promesas, que algún día la colgaré.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Wineruda. Se te echará de menos. Esperaré. Cuídate mucho, muchísimo.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  7. Cuidate tú también.
    Envidia me ha dado tu libro de Chantal maillard :)

    ResponderEliminar
  8. Estimado Sr. Wineruda le conmino a recordar.
    "... un gran lector es quien logra transformar nuestra experiencia de los libros que ha leído y que nosotros leemos después de él."
    "... un gran lector no se agota en los placeres de la lectura solitaria; debe comunicar sus lecturas".
    Ya ha tenido suficiente desmemoria, es hora de volver. Vuestro otoño invita, nuestra primavera aguarda.
    Selva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Selva
      Gracias por estar aquí, pero no creo que ahora sea un buen lector, dudo, siquiera, que sea lector.:(

      un abrazo

      Eliminar
  9. Sabemos/dicen/cuentan que le petit poucet una y otra vez supo re-encontrar el camino a casa. Igual Jasón y sus argonautas volvieron a Págasas.

    Pulgarcito con migas de pan, piedritas y hasta botas de siete de leguas.

    Jasón sorteó peligros de babor a estribor, sin pausa, con, sin y a pesar de las deidades, enfrentó bestias sagradas, desoyó el canto de las sirenas, volvió a casa.

    Sr. Wineruda, diría que es tiempo de imitarles. Sabido es que los libros iluminan y en su caso Ud. decía tener el Atlas de la Literatura.

    Deje de olvidar, sacuda el alma, vire, fije el rumbo hacia Alejandría, -verá su luz-, timón firme, ahora despliegue la mayor, a toda vela, los Anemoi soplarán para Ud.

    Sus lectores aguardamos, disfrutábamos de disentir sus miradas.

    Buenos vientos, los mejores, estamos en primavera u otoño, son idénticos, apenas un tema de colores, Selva

    PD - Sabe Ud. que Borges en uno de sus poemas refería a España como aquella del inútil coraje. Por esta vez (y solo esta) no quisiera darle la razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Selva
      ¿Cómo estás?
      También volvió Odiseo y encontró a Penélope aburrida, tejiendo y destejiendo sudarios, espantando pretendientes, y con el mal humor de la vuelta se llevó por delante , Odiseo, a todos los pretendientes, no sé si por comer las viandas de palacio o por rondar a su mujer o por enfado. Así que todas las vueltas no son del todo agraciadas o pacientes: así por ejemplo Agatha Christie casi se hizo más famosa por su desaparición -y vuelta- que por sus novelas, aún hoy se preguntan dónde puñetas se metió esta mujer. Yo estoy convencido que con lo clasista que era, se escapó con el cocinero, no lo quiso reconocer y luego volvió avergonzada de intimar con los podres. O el mismo Churchill, que una vez acabada la guerra, quiso volver a ser primer ministro, y perdió la elecciones que él creía ganadas; o la vuelta de “La guerra de las galaxias” desabrido intento de ganar dinero sin estilo ; o...
      Hay tantos casos de vueltas desafortunadas, que hasta Pulgarcito se lo pensaría dos veces en echar panecillos al suelo.:)
      Un abrazo
      :)

      Eliminar
  10. Estimado Sr. Wineruda, lamento haberle llevado a una confusión. Son mis letras las que no dicen lo que quiero.
    Mi línea argumental aludía al regreso del olvido y es en esa clave que debieran haberse leído mis palabras, si bien elegidas hubieren estado.
    Salvado este enredo, vaya uno a saber qué asociaciones se produjeron en mi memoria, recordando un fragmento de un cuento que leí hace muchos muchos años y que a continuación transcribo, previo al siguiente llamado al pie (en el Río de la Plata "catre" es sinónimo de "camastro", apenas una cama):
    "... Tenía miedo de morirse. Porque ya tenía sesenta y cuatro
    años el señor Pedro. Y le aterraba pensar que los días se escapaban unos tras otros, atropelladamente, sin darse uno cuenta, y él no podía detenerlos ni podía llenarlos suficientemente y cada vez sus días eran menos y menos, y la muerte
    y el silencio lo aterraban cada vez más.
    Por eso tenía miedo de todo. De morirse. Y al mismo tiempo se le había roto el catre y tenía que comprarse uno nuevo...."
    Germán Rozenmacher (argentino, muerto a los 35 años)

    Eduardo Galeano, también uruguayo, escribió sus obras más conocidas a su regreso del exilio, igual pasó con Mario Benedetti, muy prolífico con el tema del des-exilio, y tantos otros latinoamericanos, una vez de vuelta a casa. Neruda incluso.

    El tema concreto que nos ocupa y preocupa es que Ud. sigue olvidado y humildemente le pedimos (hablo por el coro) empiece a recordar, y con ello nosotros recobraremos sus comentarios felices - a veces no tanto-, invariablemente bien esperados.
    Sugeriría retome la cosa con la reseña de El Pozo (Sábato), sería una buena reentré.
    Selva

    ResponderEliminar
  11. Tengo "El túnel" reseñado, lo pondré , como le prometí. Tarde o temprano.
    Un saludo

    ResponderEliminar